Fuera del organismo, depende de ti mismo 🚽

NOOOO 😱😱😱


¿Llevas días sin ir al baño y te sientes pesad@, hinchad@, con malestar,…. Pues eso es a lo que le llamamos estreñimiento. Si, si… Lo aconsejable es ir una vez al día, mínimo!!

post it emoticonos¿Cómo lo ves? ¿Es tu caso?

Si no tienes esta suerte, es posible que haya falta de fibra, es lo mas común. Dietas con poca verdura o fruta y una alta ingestión de alimentos refinados. Aunque no son el único motivo, también el estrés, el cambio de hábitos (viajes, horarios, …), pueden causar estreñimiento.

Así que si estamos sufriendo este problema, primero: observar nuestra dieta. Si no consumimos frutas ni verduras a diario, debemos cambiarlo.

El consumo de frutas y verduras ayudan a activar la función intestinal y consiguen eliminar toxinas acumuladas que no son naaada buenas para nuestro cuerpo!!

En el caso que el problema persiste, puedes incorporar algunos de los remedios siguientes para mejorar el tránsito intestinal y eliminar lo NO deseado!!

  • Semillas de lino: Podemos elegir el modo de uso.
    1. Poner en remojo 1 cucharada durante toda la noche, antes del desayuno, nos bebemos el líquido. Las semillas habrán soltado mucilagos o lo que es lo mismo, la fibra soluble. Aunque el líquido tiene una textura extraña y da un poquito de cosa, es mano de santo! Así que el efecto mas rápido es tomar el agua con los mucilagos.
    2. Tómate las semillas de lino en zumos, ensaladas, … El efecto no será el mismo, así se deben machacarse muy bien para conseguir la fibra.
  • Vainas de sen: Modo de uso.
    • Poner unas 5 vainas machacadas en agua y llevar a ebullición. Lo dejaremos durante toda la noche y a la mañana siguiente, lo colamos y nos bebemos el líquido antes de desayunar.
  • Raíz de regaliz: Se tomará en infusión; pelar una raiz y cocer durante 10 minutos. El regaliz ayuda a estimular la función de los riñones y a regular la digestión.

¿Fácil verdad??? Pues ya sabéis, incluir más fibra a vuestra alimentación (verduras, frutas, cereales integrales,… ) e incluir alguno de estos remedios caseros y veréis que bien sienta.

Todos los ingredientes los encontraremos en nuestro herbolario habitual¡!

Image: Freepik (http://www.freepik.es/index.php?goto=74&idfoto=717323)

Un incienso para cada ocasión

Cuando llego a casa después de todo el día yendo a tope y sin parar, lo que necesito es un momento de tranquilidad y desconexión.

¿Mi ritual???

lavandaIncienso + luz tenue de unas velas para calmar la mente. Tenemos tantas cosas en la cabeza que a veces me es difícil conseguirlo…😂😂😂 Aunque con esta fórmula lo acabo consiguiendo. ¿Eres de los míos?? 😉

El incienso no sólo ayuda a la relajación, a controlar la ansiedad o crear un ambiente agradable, puede aportar otros beneficios dependiendo de su aroma, aquí tenéis algunos ejemplos :

  • Eucalipto: Bueno para el sistema respiratorio, desinfecta y refresca habitaciones. Recomendable para personas con asma, bronquitis, tos…
  • Canela: Nos ayuda a crear un ambiente romántico y erótico. Es un estimulante creativo y ayuda a aclarar ideas.
  • Lavanda: Ideal para relajar y crear un ambiente de tranquilidad. Es una buena opción para relajar la habitación de los niños o un ambiente de estrés i tensión. Es ideal para la noche, antes de irnos a dormir.
  • Pino: Ayuda a crear un ambiente refrescante y aporta buena energía.
  • Cítricos: Estimula la imaginación. Es bueno ponerlo en habitaciones de estudio.
  • Sándalo: Ayuda a crear un estado de paz, de confort. Muy recomendable para estados de insomnio. Además es ideal para eliminar malos olores (tabaco, cocina, mascotas,…)
  • Menta: Facilita la depuración en ambientes cargados.
  • Tomillo: Propicia tener un sueño reparador y que la mente descanse.
  • Vainilla: Es afrodisíaco. Ayuda a activar los sentidos.

Aquí una pequeña lista pero podemos encontrar muchísimos más, con características distintas, que nos aporten lo que necesitamos en nuestro momento de relax. 

Image: Flikr, Borgy52, Valensole : I colori della lavanda.

Un poema para la actitud: “Queda prohibido” 🌞🙏

Queda prohibido

¿Qué es lo verdaderamente importante?
Busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.

Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de falsas ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes.

Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira se puede vivir,
es cada uno quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.

Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.

Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando les necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.

Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a toda la gente que me quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hacer mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
olvidar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
pensar que con su falta el mundo se termina.

Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.

Alfredo Cuervo Barrero